viernes, 22 de febrero de 2013

UN ANTES Y UN DESPUÉS


¡¡Salió el sol en Baqueira!! que buen toque de energía. Pena que la semana pasada acabara enferma. Cabezona de mí que quise continuar como si nada... pero el cuerpo me lo impedía y me obligué a recuperarme de verdad durante el fin de semana. Suerte que vino Yolanda, una gran deportista donde las haya (¡¡un abrazo!!!), y aunque no me encontraba bien me activé. Se me olvidó que el día anterior estyve todo el día sin levantarme de la cama. Pero no podía quedarme en casa sabiendo que ella estaba aquí. De vez en cuando un respiro como este es fundamental. No pensar en la técnica, en intentar hacerlo todo bien, en apretar en cada curva... simplemente disfrutar, ir de un lado a otro, pararnos a hablar... Este deporte crea momentos especiales y que nunca se olvidan. Y sin darme cuenta, tras despedirnos, fui consciente de que ese estado de relajación había sido también un gran entrenamiento. No había ganado en técnica pero en un sólo día había ganado en seguridad más que en una semana entera. De ahí la importancia de acumular horas de esquí. Horas de las que no dispongo, pero que se irán acrecentando a lo largo de los años.

Me encuentro en una fase bastante diferente a las anteriores. Hubo un momento en el que pensaba absolutamente en todo lo que hacía. Que si apoyaba así o asá, que si la rodilla, los hombros, la mirada... Estaba un poco traumada con el tema. Cuando llegaba a casa no dejaba de apuntar cosas para aplicarlas al día siguiente. Sin embargo esto ha cambiado. Puede que a veces me estrese cuando algo no me sale como quiero... pero me he relajado un poco en este aspecto. A medida que voy
automatizando movimientos puedo concentrarme en partes más concretas, resultándome menos agotador al menos psicológicamente.  Así que siento que entro en una etapa en la que todo es más físico. Lo que no quita que siga teniendo que concentrárme.

En este nivel físico del que hablo me encuentro bien aunque voy por días. Algunos me siento muy fuerte y otros sin embargo veo que no doy pie con bola. Pese a eso no dejo de subir a pistas.
Como dato a comentar, me duelen un poco las lumbares. Yo pensaba que era por haber cogido una mala posición pero contrariamente a esto cada vez me acerco más a la posición adecuada. Sencillamente como mi velocidad aumenta, cada vez debo emplear más fuerza y requiero de más flexibilidad para mantener mi posición correcta al enfrentarme a las dificultades del terreno.
Mira que me avisaron que eran importantes... .Además tengo un poco de lordosis, es decir, mi curvatura lumbar es un poquito más pronunciada. Así que habrá que aprender de la lección y empezar a fortalecerlas.



* Recordemos que en el esquí no sólo debemos trabajar la musculatura del tren inferior (nuestras piernas). Si no que el tronco (columna vertebral y torax) es fundamental también ejercitarlo. En este caso, la columna lumbar es una zona de absorción de impacto directo en cada salto, cada bache, cada cambio de curva.

Por otro lado los ejercicios se empiezan a complicar. Pero mi posición, equilibrio y movimientos van mejorando gracias a ellos. Mis metas se acortan de un día a otro en tareas más especificas. Por ejemplo me propongo mejorar la calidad técnica de algunos ejercicios. Sin ir más lejos el "tip-tap"(se puede ver en el vídeo).  Aspiro a conseguir hacerlo bien y demostrarme a mi misma que es posible pese a que ahora lo vea como algo supremo,jaja.

También ha surgido algo con lo que no contaba. O por lo menos pensaba que pasaría más tarde. Debido al fuerte avance, los esquís se me están quedando obsoletos. Mi presión sobre ellos es cada vez mayor y siento como se doblan y me tiemblan. En ocasiones esto me quita esa sensación de seguridad que tanto me está costando obtener, y no me gusta. También he tenido que apretarme más las botas puesto que sentía que ya no me agarraban lo suficiente. Como consecuencia ejerzo aún más presion. En fin, que mis esquís se me han quedado blandos y necesito unos más duros y consistentes. Algo que no voy a poder permitirme. Así que de momento tendré que aguantar con ellos hasta el final. Lo único que puedo hacer es darle un buen encerado para que deslicen bien y afilarles los cantos para que se agarren mejor en la nieve. Con el uso que les estoy dando creo que ya va siendo hora...

* La frecuencia de uso de nuestra equipación así como el aumento de nivel, hace que sea necesario renovarla para poder seguir progresando. Sobre todo en lo que se refiere a botas y esquís. Nuestro material no debe ni dominarnos ni ser un impedimento para nuestros avances. Lo ideal sería que sintiéramos que no existe cuando esquiamos.

Ya han puesto fecha a las pruebas de acceso a las que me presento: el 19 de marzo. Como veréis queda muy poco y tengo que apretar aún más las tuercas. Sé que puedo dar mucho de si en este periódo de tiempo.

Dejo nuevo vídeo. Especial para mí porque siento que marca un antes y un después en mi evolución.

¡¡¡Hasta pronto!!!!


Si no podéis ver bien el vídeo pinchar aquí: http://vimeo.com/60280290



  • Virajes de radio medio y ejercicios con mayor dificultad

  • 0 comentarios :

    Sigueme en Facebook

    Contador

    El tiempo

    Seguidores

    Con la tecnología de Blogger.