sábado, 19 de enero de 2013

UN MUNDO EN LOS PIES


 
¡¡Tengo mucho que contar!! ¡¡espero no aburriros!! El lunes día 7 fue mi primer día tras haber pasado dos semanas sin esquiar. Tenía que hacer frente a mis temores: ¿habría perdido todo lo que había aprendido?. Pues no sólo no había sido así, sino que además pude seguir avanzando. Estaba descansada y motivada. Eso sí, tardé media hora en reencontrarme con la nieve.
 
Es curioso cómo a veces Álvaro me explica alguna posición o movimiento de todas las maneras habidas y por haber. Y por más que lo hago... no me sale. Hasta que llega el "ejercicio iluminación". Ese que parece un milagro y que hace que todo te salga en un instante. No puedes evitar reirte de la emoción ¡¡¡por fin!!!! Podría decirse que cada semana aparece uno de ellos y son momentos muy gratificantes.
El ejercicio líder sigue siendo el one foot (esquiar con un solo pie). Algunos se quedan mirando como subo y bajo durante una hora entera por la cinta de debutantes. Recibo miradas y comentarios de todo tipo: "¿Has perdido el esquí??" Algún profesor me anima y algún otro me mira con caras extrañas... que por cierto aún no sé porqué . Pero lo que más me gusta es que hay quienes toman la iniciativa de intentar hacerlo también.
 
Desde luego han sido dos semanas de grandes sensaciones. Ha caído una nevada histórica en el Valle del Arán, y esto no me ha permitido subir a las pistas todos los días que hubiese querido. Pero ha sido increíble. Nunca he visto nevar tanto. He probado por segunda vez lo que es esquiar por nieve recién caída (nieve polvo). Y al contrario de lo que me pasó la primera vez, (la cual me agovié al ver que me hundía constantemente), ahora comienza a parecerme divertido. También he esquiado con baches, y aunque les tengo bastante respeto creo que me puede llegar a gustar. Eso de ir dando saltitos tiene su cosilla....Cosilla que se me quitó alguna vez que otra cuando vi mi cara estampada en la nieve... Todo bien. Caerse forma parte del aprendizaje aunque últimamente me caigo un poco más ,jaja.
 
Pero quiero centrar mi atención a lo que más tiempo ha ocupado mi cabeza durante estas dos semanas. Me refiero a lo que he comenzado a sentir con los pies. Me explico: Jamás, y digo jamás en mi vida me había concentrado tanto en ellos. Ignoraba que el apoyo de los pies fuera tan decisivo al esquiar. Y es que nunca me he fijado en los pies de los grandes esquiadores. Más bien una se fija en esas "patorras" que tienen, ¿no?. Cuando comencé a hacer los ejercicios con un esquí, me dí cuenta de que según cómo apoyaba la planta del pie, lo hacía con mayor o menor facilidad. Antes de empezar me paraba un instante a pensar en ello, y ahora parece que lo voy automatizando.
Hoy se lo he comentado a mis compañeros y me han dicho que haber pensado tanto en esto no es muy normal. Incluso que no debería haberle prestado tanta atención. Pero bueno, ha sido así y creo que es importante compartirlo. Aplicándolo al paralelo me ha venido muy bien.

*Si alguien está empezando que no se tome esto al pie de la letra porque es muy subjetivo y a lo mejor crea confusión. Cada uno debe tener su propia progresión, pensamientos y sensaciones


Vendría a ser algo así:
 
 


Y siguiendo el hilo de los pies os cuento qué ha pasado con el tema de mi tobillo. Como conté en mi entrada anterior, mi tobillo izquierdo estaba sufriendo porque presionaba contra la bota más de lo normal al girar a la derecha. Este tobillo era una bola ya de por sí, debido a un esguince de años atrás. Pero ahora se está convirtiendo en un bolón. Me recomendaron usar plantillas y pedí una segunda opinión. Me volvieron a mirar los pies y esta vez me dijeron algo más. En definitiva que los tenía muy estrechos y además que al tener tanto hueso, el asunto tenía poca solución. En fin... yo decidí hacerme las plantillas.
 
*Lo que hacen la plantillas es corregir las articulaciones del pie, repartiendo toda la transmisión de las fuerzas que se ejercen en el suelo y creando el mayor punto de apoyos posible. Esto influye directamente en la mejora de la estabilidad. Cada persona tiene una forma de pie y apoyo diferente, siendo los más comunes la pisada en pronación, neutra o supinadora.
 
 
 
 



Desde hace años sé que soy pronadora ya que debía elegir las zapatillas adecuadas para correr. Lo que no sabía es que mi pronación podría  influirme al esquiar. Nada más ponerme las botas con las plantillas, sentí como toda la planta de mi pie se apoyaba. Una comodidad que no recordaba tener en años. "Soy de las que nada más llegar a casa se quita los zapatos. No los aguanto".
El primer día que las usé también sentí que giraba con más facilidad. No tenía que presionar tanto como antes y eso resulta cómodo. Pero por otra parte también notaba que mies pies estaban demasiado apretados. Así que al dia siguiente probé a usar unos calcetines más finos y todo fue mucho mejor. Además las plantillas se van amoldando.
Pero... ¡sorpresa! Mi problema no se ha solucionado. El tobillo me sigue doliendo. Eso sí, mucho menos que antes. Una de dos, o deformo la bota o me corto los tobillos. Ya veré lo que hago. Sea lo que sea, estas plantillas a medida van bien. Y aunque tenga delito no haber prestado antes la atención suficiente a mi pies, me alegro de que ese momento haya llegado. Esto de los pies es un auténtico mundo por explorar.

* Si sientes que no estás cómodo en tu bota, no dudes en averiguar cuál es el problema. Resulta que hacen botines a medida (algo que no sabía) y además se hacen estudios biomecánicos de la pisada al esquiar para hacer plantillas personalizadas. Intenta contrastar  opiniones y si cuentas con la ayuda de un profesional: siempre mejor.

¡Os dejo nuevo vídeo! :-)
 
Si no podéis ver bien el vídeo pinchar aquí: http://vimeo.com/57783530


         
 
  •     Ejercicios y paralelo elemental


5 comentarios :

Retro-Ski dijo...

Muy buena entrada, sigue adelante.....

Retro-Ski dijo...

Por cierto y hablando de pies... me gustaria recomendarte un buen libro de tecnica que complementara perfectamente a tu profe, y que para muchos es el mejor libro escrito en este sentido.. "Esquiar con los Pies" de Carlos Guerrero Castillo, Editorial Desnivel.

Te gustara fijo.

Esther Medina Loeches dijo...

Si!!!lo sé!!! mira que casualidad que está de camino :-D

Rutero Modubeo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Domingo Sarmiento dijo...

Hola
He llegado aquí por casualidad.
Muy buen blog.
Al ver lo de tu problema de tobillo y lo de plantillas y demás artefactos, no he podido refrenarme. Supongo que has oido hablar del minimalismo, pues muchos de tu problemas seguramente desaparecerían o mejorarían. Te animo a que te informes. Yo he empezado este verano es un trabajo lento pero estoy supercontento con los resultados.

Te dejo mi enlace con unas cuantas referencias y páginas de consulta después desde ahí se abre un mundo muy extenso... http://sarmiento1973.blogspot.com.es/2012/07/cosas-del-barefootdescalzosminimalistas.html

Un saludo y me quedo por aquí con tu permiso.

Sigueme en Facebook

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.