domingo, 30 de diciembre de 2012

SEGURIDAD Y ESQUÍ

DICIEMBRE 2012

SEGURIDAD Y ESQUÍ

  1. El casco
  2. Precaución con "pisar" otros esquís
  3. Señalización
  4. Prioridad de paso en pistas
  5. Baja visibilidad
  6. En caso de accidente
1. CASCO

Como ya comenté en el apartado de "equipación", el casco es un elemento muy importante por el que hay apostar. No hago distinción entre principiantes o avanzados. Un accidente puede ocurrir en cualquier momento ya sea por las condiciones del terreno, la imprudencia de otro esquiador, un mal movimiento... Y aunque suene repetitivo puedes evitar que un gran golpe en la cabeza se quede sólo en un susto.
* Para los niños el uso del caso es OBLIGATORIO.


2. PRECAUCIÓN CON ESQUÍS

Cuando llegamos al telesilla o percha se suele crear una pequeña aglomeración de gente que espera y hace cola para subir. En esta situación quiero explicar la importancia de no "pisar" la cola de los esquís de la persona que tenemos delante. Si el esquiador al que has puesto tus esquís encima se desliza para desplazarse, es posible que no sepas reaccionar a este movimiento pudiendo no sólo caerte, sino hacerte una lesión (las piernas se te quiebran).
Extremadamente peligroso si esto ocurre en pista, en una pendiente. La capacidad de reacción o de intentar solventar la situación será prácticamente nula. Caerás hacia abajo junto con la otra persona.


3. SEÑALIZACIÓN

Las pistas se catalogan en colores dependiendo de su nivel de dificultad para descenderlas. Esta dificultad se basa sobre todo en la inclinación de la pendiente y la longitud y amplitud de la pista.
De forma aproximativa estos serían los grados de desnivel:

Pista verde: 10- 15% de desnivel. Para principiantes o con poca experiencia. "Debutantes"
Pista azul: 15- 20% de desnivel. Para esquiadores con nivel intermedio. "Iniciados"
Pista roja: 20- 40% de desnivel. Para esquiadores con nivel medio- alto
Pista negra: 50% o más de desnivel. Para esquiadores expertos. Son peligrosas.

Estas pistas se distinguen mediante señalizaciones y balizas con el color correspondiente a lo largo y lados de las pistas.

* Seamos conscientes y capaces de aceptar nuestros niveles así como qué pistas debemos escoger.(Presumir de bajar una pista negra o roja a toda costa, es decir, sin el nivel adecuado de esquí, no es síntoma de valentía sino de otra cosa totalmente diferente...).




* Antes de subir es buena opción coger y pararse a mirar un mapa de pistas y de esta manera situarnos e incluso trazar un recorrido. Así tendremos más claro hacia donde dirigirnos, sabremos dónde estamos y qué pistas escoger.






4. PRIORIDAD DE PASO EN PISTAS

En las pistas hay una serie de normas que hay que cumplir.Una de ellas es quién tiene prioridad a la hora de maniobrar esquiando.

EN PISTA: Cuando bajas por una pista siempre tiene prioridad el esquiador que tienes delante. Uno tiene que ser capaz de visualizar la trayectoria de las personas que tiene delante.
Lo imprescindible tanto si eres principiante como si no, es el control de la velocidad. Esto lleva implícito la capacidad de maniobrar y saber parar rápidamente si el momento lo requiere.
No necesariamente ir más rápido es esquiar mejor. Es un concepto erróneo, sobre todo de quienes comenzamos a esquiar.
Si queremos adelantar, dejamos una distancia de seguridad con respecto a quien adelantamos para que tenga libertad de trayectoria y movimiento.



Escoger la trayectoria correcta


* "Me gustaría lanzar un mensaje para una minoría de avanzados o que creen serlo:
Hay quienes aparte de no controlar su velocidad, se dedican a hacer slalom con las personas. Si alguien se identifica, lo cual me gustaría que no fuera así, decirle que por muy bueno que sea y por mucho control que tenga sobre los esquís, es imposible determinar la reacción de un principiante como puedo serlo yo. Me puedo asustar, perder el control y caerme. A veces cuando le veo llegar tan cerca, no sé si quedarme quieta o qué trayectoria tomar. Cuando en realidad el que debería de preocuparse de esto es usted que está bajando como una bestia detrás de mí. Así que por favor, no pase rozando nuestro abrigo. No es necesario".

CRUCES: en los cruces tiene prioridad el esquiador que baja. Es decir, que si yo cruzo hacia otra pista debo mirar bien tanto arriba como abajo y asegurarme de que puedo incorporarme sin obstaculizar a otro esquiador que esté bajando. Suele haber señales pero si podemos detectarlos mejor.



Cruce. Tienen prioridad las personas que bajan por la flecha negra



PARAR: También es importante saber dónde detenerse en una pista. Lo ideal es parar en un lugar seguro, donde no haya mucho tránsito y a ser posible en los lados. También hay que evitar pararse en lugares estrechos o sin visibilidad.
Para reanudar el descenso se vuelve a mirar arriba y abajo para incorporarnos correctamente sin molestar a los demás.



5. BAJA VISIBILIDAD

CAMBIO DE RASANTE: La primera vez que estuve detrás de uno, no fuí consciente ni de lo que era ni de porqué era tan peligroso. Me quedé quieta en medio y creédme que fue por total desconocimiento. Mi compañero me avisó que me apartara rápidamente.
¿Qué es un cambio de rasante?: Es una zona en la que existe un desnivel en el terreno que hace que no podamos ver nada de lo que hay al otro lado.
¿Cuál es el principal peligro?:Básicamente que los esquiadores de un lado y otro no se ven, la visibilidad es NULA, y es el único caso en el que ninguno de los dos tiene prioridad.
Como consecuencia, si acabamos de pasar un cambio de rasante y nos quedamos parados, nos arriesgamos a que otro esquiador se nos lleve por delante.
Lo que debemos hacer si vamos a pasar por uno es bajar la velocidad e incluso frenar, antes de suponer que no habrá nadie al otro lado.
Si necesitamos parar tras pasar un cambio de rasante, debemos alejarnos lo máximo posible dejando un gran margen de seguridad. "Si has caído, igualmente debes intentar apartarte lo más rápido posible".








Pequeño cambio de rasante



LUZ PLANA: La luz plana es una luz suave, o lo que es lo mismo: una luz indirecta o difusa , que no sigue una trayectoria alineada. Cuando la luz atraviesa las nubes generalmente se suaviza más de lo normal creando un efecto por el cual se crean pocas sombras y los objetos parece que son envueltos con la luz. Cuanto más se dispersa, desvía o difumina esta luz suave, mayor es el efecto. Es como si fuera la luz de un flash continua.

Como consecuencia, lo que ocurre es que no vemos el relieve de la nieve. No necesariamente tiene que haber niebla, pero si la hay podemos realmente estar absolutamente perdidos y desorientados. NO SE VE NADA. Esquías totalmente a ciegas.

¿Qué se puede hacer? La verdad es que poco. Si te encuentras en esta situación lo mejor es ser cauto e ir con muchísima precaución. Por tu seguridad y por la de los demás. También puedes seguir a algún compañero más avanzado o que conozca más la zona, mirando la cola de sus esquís.



Luz plana




* A nivel general no resulta agradable esquiar con luz plana. No hay referencias y el miedo a caer se acrecenta. Yo personalmente hasta me mareo. Pero si queremos ver el lado positivo de la situación, es que te haces más consciente de las sensaciones, mejora tu velocidad de reacción ante los cambios del terreno y además desarrollas la propiocepción".


6. EN CASO DE ACCIDENTE

Todos esperamos no presenciar ningún accidente pero puede ocurrir el día menos pensado. Debemos actuar bien y lo más rápido posible.

1. - No mover a la persona accidentada.
- No le quitamos ni las botas ni el casco.
- No le damos de beber.
- Podemos abrigarle para protegerle del frío y quitarle los esquís sin moverle.

2. Señalizamos el lugar poniendo los esquís del accidentado en forma de X en la nieve varios metros por encima. Si no podemos con los esquís, lo hacemos con los bastones.

3. Alertamos de la situación a personas familiarizadas con la estación tales como profesores o remonteros. O si es posible directamente a los pisteros (socorristas).
Si estamos sólos llamamos al teléfono de emergencia en pistas o al 112.

4. Informamos de lo ocurrido e indicamos el lugar exacto en el que nos encontramos. Debemos de dar toda la información posible e identificarnos, tanto si hemos sido testigos o responsables como si no.

5. No dejamos solo al accidentado hasta que llegue el personal de socorro. Y si estamos en una pendiente no nos quitamos nuestros esquís. El canto de éstos nos ayudan a agarrarnos mejor a la nieve.





* Si salimos a esquiar fuera de pista, es decir, en pistas no balizadas, es bajo nuestra total responsabilidad. Si ocurre un accidente los pisteros no están obligados a socorrernos. Incluso si tenemos forfait con seguro incluído, no nos cubrirá traslado, hospital, o gestiones que se requieran.
La estación no se hace responsable.

0 comentarios :

Sigueme en Facebook

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.