jueves, 8 de noviembre de 2012

A MIS AMIGOS TREINTAÑEROS



Ruta Vielha-Casarilh
 Ya sólo faltan 4 semanas de preparación general  de las 6 semanas que llevo completadas. La semana pasada comprobé notables mejoras en mi rendimiento pero es ahora cuando tengo que ajustarme las tuercas. Aún puedo mejorar más este mes de noviembre. Sigo corriendo, montando en bici y yendo al gimnasio. Hay días que me cuesta…, sobre todo ahora que comienza a hacer frío y me entra la pereza. Muuucha pereza,jaja, pero estoy venciendo esas situaciones.

A parte de estos buenos resultados el sábado pasado fue mi cumpleaños. Así como a lo tonto he cumplido 31. Y llega ese pensamiento de: cómo pasa el tiempo.
No sé, parece que a partir de los 30 hay un pequeño bajón, fácilmente superable por falta de remedio, jaja. Y no, no me digáis que es una tontería. Casi todos los de mi quinta me lo han confesado. Si no te ha afectado absolutamente nada mi más sincera enhorabuena. De verdad. Pero hablo desde lo que yo conozco en mi entorno. No sabía si escribir sobre esto ya que hay muchos puntos de vista, diferentes situaciones y lógicamente diferentes formas de sentir el paso del tiempo. Pero al final me he animado a mojarme y compartir cómo lo siento yo.

Parece que a los ojos de la sociedad ya no eres tan joven. Y no sólo eso: uno debe ya tener una estabilidad, estar asentado, tener una “seguridad” al menos en el plano material, y lo más importante de todo: tener las cosas claras. Lo peor es que en mayor o menor medida casi te lo acabas creyendo. Eso si no te lo has creído ya. Y es aquí donde pego un brinco y sencillamente me digo ¿de verdad esto es así? entonces debo de ser un fracaso,jaja.

 Admiro a quienes tienen todo superclaro a los 18 años, y lo digo totalmente en serio. Hay quien averigua muy pronto lo que le apasiona. Pero ese no ha sido mi caso (seguro que no ha sido el caso de muchos). He tenido un proceso en el que buscando la claridad, otras cosas que creía claras se han ido desaclarando. Y así, pululando entre las dificultades de la crisis, el no querer aferrarme a nada y el interés o curioseo ante nuevas opciones de vida, he llegado hasta donde estoy hoy. De lo cual he de decir que no me arrepiento para nada.

 Sin embargo me veo queriendo ser esquiadora con 31 tacos. Parece una locura y sí: a veces me pregunto en qué estoy pensando. ¿No será un poco tarde para meterme en este follón? No puedo evitar pensar en cómo sería si hubiera tenido esta opción antes. Pero es que no hay nada que pensar. Esto ha ocurrido ahora; no antes.

 Encima, me doy cuenta de que me recupero peor de los esfuerzos que hace 10 años, que necesito descansar más, que no soy tan veloz… Joé, llegado a este punto parece que debería quedarme en casa y empezar a tomar sopitas. Y es precisamente en esta parte de mi texto donde quiero entrar en uno de los puntos más fuertes de este blog: LA EDAD.

 A mis amigos, a quienes leen mi blog, y en este caso dedicado a los treintañeros/as:

¡¡Que no comience la decadencia!! No os dejéis estar. Y me refiero a todos los ámbitos; no sólo el deportivo. Como sabéis mi objetivo no es sólo deportivo sino que también sigue una línea de cambio profesional. Y sí, a mi también me asusta equivocarme o no ser capaz de responder físicamente como quisiera. Pero decir que estoy mayor… Decir que estás mayor es una comodidad que no convence a nadie. Somos jóvenes digan lo que digan y penséis lo que penséis. Los años son un número que nos carga si nosotros decidimos que nos cargue. Puede que no tengas la misma energía que antes, pero sigues teniéndola. ¡No la anules!

 ¿De verdad sientes que tu potencial se ha quedado por el camino? ¿ que no puedes adquirir nuevas habilidades? ¿que no das más de sí? Porque si es así, me alegro decirte que te equivocas:
 
Aún estás a tiempo de mejorar, de empezar, de aprender y de reinventarte. 
 
 
 
Os dejo estos enlaces que me han parecido interesantes.



 

 P.D: agradecer a mis padres que hayan venido a verme este puente pasado. Sé de primera mano que el lugar os ha gustado mucho y por eso espero que volváis pronto. Gracias J

 

9 comentarios :

Javiathletes dijo...

Vaya paisajes mas chulos Esther!! que envidia sana. A mi aún me quedan unos años para llegar a los 30, pero tengo muy claro que es solo un número, algo que hemos inventado nosotros, por ello no hay que darle mayor importancia y sencillamente...todo va por dentro, cada cual elige si sentirse joven o viejo!! Un besito y sigue así, me gusta leer tu preparación y reflexiones.

nudels dijo...

Hola Esther:
Bonitas reflexiones pero yo solo posteaba para felicitarte por cumplir años y para que algún día también te lleguen los cuarenta, los cincuenta, los sesenta, los noventa, los... En lo demás no puedo ayudarte porque queda escandalosamente lejana la fecha en la que yo cumplí los 31, la solución la tienes en esta misma página, perseverancia, la misma que necesitó el caracol para alcanzar el Arca de Noé.
Punets.

Esther Medina Loeches dijo...

Muchas gracias por la felicitación!. Y sí, espero que lleguen todos esos años y pueda saberlos disfrutar. Sigo el ejemplo de los grandes con admiración. Personas como tú a las que ni el tiempo ni nada les afloja.

Dani Alcalá Almela dijo...

Buena reflexión sobre la "crisis de los treinta", Esther, aunque en mi opinión yo creo que no existe, cuando cumplí los treinta (hace dos miércoles me cayeron 35) también tenía esa preocupación del bajón y tal, pero a mi personalmente me duro "ná", es más, y aunque como tu dices físicamente uno ya no se siente igual que a los 25 o no se recupera de los esfuerzos como antes, yo por lo menos ahora tengo y pongo más ilusión en todo lo que hago, sobre todo en el deporte, sin ir más lejos hasta hace bien poco nunca se me había pasado por la cabeza escalar, o hacer barranquismo, y ahora mismo he empezado a meterme bajo tierra para hacer espeleo, cosas que ni se me hubiera ocurrido cuando tenía 25...o en tu caso que vas a ser esquiadora, nunca es tarde para nada.

...y respecto a lo que dice la sociedad, ya hace bastante tiempo que me la trae floja (y perdón por la expresión) lo que dice la sociedad jajajaja.

Ah!!! ¡¡¡y felicidades!!!

Un saludo.

Esther Medina Loeches dijo...

¡¡Hola Dani!! Me alegro que te haya gustado. Yo tampoco creo que exista una crisis como tal. Sí a lo mejor algún momentillo “raro” que no hay que dejar que te encoja.
¡Gracias por animarte a compartir parte de tu experiencia!! Te lo agradezco. Tomo nota de ella. Me ha dejado una sensación muy positiva.

¡¡Un saludo!!! estamos en contacto :-)

Toni Ibañez dijo...

Hola Esther de los 30 hacia delante pasan en un plis jejeje, para empezar ese proyecto valentía e ilusión y para terminarlo perseverancia y entusiasmo. Que todo ello te acompañe. Un saludo, nos vemos en el camino

Esther Medina Loeches dijo...

Gracias Toni, aunque espero que pasen en más de un plis,jajaja. Un saludo!

V dijo...

He descubierto tu blog, porque me estoy iniciando en el esquií(a mis 36 añoooos!!!!!, este es el segundo que voy a esquiar) y me ha parecido muy interesantes las explicaciones que das, me ha llamado la atención lo de patinar, porque de vez en cuando patino, y he visto que muchos movimietnos me eran más fáciles. a lo que voy que me desvíooo. Me ha encantado este post, yo a los 30 no tuve sensación de crisis, pero si la he tenido a los 35, por motivos profesionales, personales, no hay una estbilidad real en mi vida.... pero lo pienso y aunque por un lado me gustaría estar más estable para plantearme ciertas cosas, por otro lado, me gusta ir descubriendo cosas, ver que me puedo iniciar en un deporte como el esquí (aunque para mi solo es un hobby) con más miedo a caerme, o a un ritmo más lento que si lo hubiera hecho a los 2 pero eso de que no se puede es totalmente falso!!!!!! me parece un reto muy interesante el tuyo, y te admiro, muchas felicidades

Esther dijo...

Gracias V!! Claro que es falso que no se puede!!! Una de las cosas que me ha dado este deporte, es que allí arriba todos los problemas desaparecen: la montaña, el ejercicio, salir de casa, sentir como progresas poco a poco... Ese estado de ánimo se traslada a la vida "normal". Mucho ánimo y sobre todo disfruta :-D

Contador

El tiempo

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.